Actividades previas

¡Diversión con un cubo de hielo!

Siguientes actividades
Alimentación adecuada Alimentación adecuada
  • Receta
    Receta
  • duration
    15 min
  • Interior
    Interior
  • years
    3 a 6 años

Los pequeños no siempre van a estar dispuestos a hacer lo que crees que les conviene, por lo que puede ser una batalla para conseguir que tomen suficiente agua. Así que vamos a presentárselos de una manera diferente. Seguí leyendo para aprender a hacer que el agua potable sea divertida.


¡Diversión con un cubo de hielo!
¡Diversión con un cubo de hielo!

Esta actividad no podría ser más fácil. Todo lo que necesita para tener tus frutas heladas son: Algunas moras, cerezas, frutillas, frutas y hojas de menta; una hielera; agua; un vaso

Estas son las instrucciones para leerle a los chicos...

Paso 1: Elegí algunas bayas, pequeños trozos de fruta (cortada por un adulto, por supuesto) y hojas. ¿Cuáles son los nombres de las bayas, frutas y hojas? Tratá de tocarlas u olerlas para ayudarte a recordar. El chico puede recibir ayuda de un adulto si no está seguro. Por cierto, bayas firmes y fruta más dura como kiwis o trozos de manzana funcionarán mejor.

Paso 2: Colocá los ingredientes, previamente lavados y desinfectados, en el recipiente para hacer hielos. Una pieza es suficiente en cada sección.

Paso 3: Ahora, llená el recipiente para hielos con agua bebible. Mirá cómo las bayas bailan, y cómo las piezas de fruta flotan. ¡Dino llama a esto una discoteca frutal helada!

Paso 4: Colocá los hielos en el freezer y dejala durante al menos cuatro horas. No te quedes ahí esperando a que se congele; los chicos pueden jugar unos cuantos juegos y luego volvés. ¡Si querés, podés dejar tus cubos congelados hasta por un año entero!
[Danonino_IceCubeFun_5.jpg]Paso 5: ¿Listo? Servite un vaso de agua, y añadí un par de cubos de frutas. ¡Mirá los cubos bailando alrededor del vaso! ¿Podés tomar toda el agua antes de que se derritan? ¿Reconocés las frutas y las hojas que elegiste antes? Una vez que la fruta se libera de su cubierta helada, ¡se puede comer!

Creá tu diario familiar

¿Aún querés jugar? ¡Descubrí una tonelada más de actividades!