Actividades previas

¡Buenas noches, hasta mañana, osito teddy!

Siguientes actividades
Descanso y sueño Descanso y sueño
  • Manualidad y Dibujo
    Manualidad y Dibujo
  • duration
    30 min
  • Interior
    Interior
  • years
    3 a 6 años

Los niños necesitan aprender a conciliar el sueño con la luz del cuarto apagada, así que necesitamos recordar que es difícil para ellos y que no podemos esperar que el cambio suceda de un día para el otro. Por supuesto que podés acostarte junto a ellos para calmarlos, pero como no vas a quedarte con ellos hasta que despierten, buscáe también otros métodos.

¡Buenas noches, hasta mañana, osito teddy!
¡Buenas noches, hasta mañana, osito teddy!

Todo lo que necesitás es:
- Una caja de cereal o zapatos
- Un relleno suave
- Telas de colores
- Pegamento
- Tijera (con supervisión de un adulto) con dientitos
- Un osito teddy

Uno es para vos y otro para que tu hijo construya una cama para su osito de peluche y le cuente un cuento para que se duerma. A los chicos les encanta hacer de adultos. Si pone al osito en la cama con una rutina tranquila puede ayudar a que tu hijo aprenda y se ajuste a su propia rutina. Una vez que el juguete está dormido, repetí la misma rutina con tu hijo. Recordá permanecer tranquilo y apegarte a los mismos pasos en el mismo orden cada noche. Estas son las instrucciones para leerle a los chicos...

Paso 1: Encontrá una caja lo suficientemente grande como para que el osito teddy quepa ahí. Una caja de zapatos o de cereal podría funcionar de maravilla. Rellenala con un material suave, para que Ted pueda dormir cómodo en su nueva camita.

Paso 2: En el interior, decoralo pegando telas de diferentes colores.

Paso 3: Hacele una pequeña sábana para que pueda resguardarse del frío en invierno. Sugerimos que esta esté hecha de diferentes pedazos de telas coloridas (supervisa el uso de la Tijera (con supervisión de un adulto en todo momento).

Paso 4: A la hora de dormir, colocá a Ted en la cama, contale una historia, cantale y abrigalo. Tratá de que el ambiente sea calmado y placentero para no alborotar el momento; posteriormente, dale un beso de buenas noches. Recordale también que necesita quedarse en cama hasta la mañana siguiente. Una vez terminado el proceso, será el momento perfecto para que tu hijo se introduzca en su cama calientita y tenga dulces sueños.

Creá tu diario familiar

¿Aún querés jugar? ¡Descubrí una tonelada más de actividades!