Actividades previas

Aprendé habilidades emocionales al invertir los papeles

Siguientes actividades
Expresarme Expresarme
  • Actuación
    Actuación
  • duration
    30 min
  • Interior
    Interior
  • years
    3 a 6 años

Juegos de rol-inversos para jugar con los pre-escolares, para que así puedan aprender a desarrollar su empatía por otros y fomentar un comportamiento apropiado. Invertir los papeles puede ser una gran manera de ayudarlos a ver la perspectiva de los demás y sortear los retos emocionales normales que pueden enfrentar. Lo que es más, a los niños les encanta que los padres se sienten en el suelo a jugar y que estén a su nivel. A continuación le presentamos algunas ideas divertidas y constructivas para hacer esto.

Aprendé habilidades emocionales al invertir los papeles
Aprendé habilidades emocionales al invertir los papeles

Todo lo que necesitás para esta actividad es:
- ¡un adulto!
y
- ¡un chico!

Ayudá a tus hijos a ver la perspectiva de otras personas y a trabajar con los desafíos emocionales a los que se enfrentarán. Estas son las instrucciones para leerle a los chicos...
A los chicos les encanta cuando los padres se tiran al piso a jugar, viendo las cosas al nivel de ellos. Por divertido que parezca, ponerse en los zapatos de otros puede ayudar a tus hijos a desarrollar empatía con los demás. Así que elegí un momento tranquilo ¡y empezá el juego de roles!
Hora de los alimentos: Tu hijo puede alimentar a papá o mamá esta vez. Elegí cuidadosamente los alimentos, no querrás tener la comida del bebé en toda la cara. Las galletitas y los palitos de zanahoria son alimentos que no causan desastres para probar. Si se rehúsan a comer algo, ¿cómo hace eso sentir a tu hijo?
Hora de la siesta: Tu hijo puede arropar a mamá o papá en la cama para una siesta a mediodía. El otro padre puede ayudar; por ejemplo, asegurándose de que la sábana está cubriendo al 'bebé'.
Berrinches: Mamá o papá puede imitar levemente los berrinches de sus pequeños. Es una técnica útil para suavizar un enojo o crear humor ante una situación difícil. Ganar y perder: Cuando tu hijo gana un juego, los padres demuestran lo molestos que están y cómo se quejan acerca de la forma en que el niño siempre gana. esto permite que el chico se ría del mal perdedor y que experimente el poder de ganar. Salir de la casa: En el caso de los chicos a quienes se les dificulta salir de la casa el fin de semana, los padres deben jugar un juego en el que se hagan los tontos y finjan que no quieren ir. El chico se va a divertir diciéndoles lo que deben hacer. La hora de dormir: El adulto finge ser un chico que tiene miedo de ir a dormir. Vas a notar cómo el chico lo consuela y tranquiliza. Esta actividad ayuda al chico a sentirse más seguro cuando se van a dormir. Recordá elegir un momento tranquilo para realizar estos juegos de rol.

Creá tu diario familiar

¿Aún querés jugar? ¡Descubrí una tonelada más de actividades!